Ir al contenido principal

4º semana de Pascua - viernes

Hechos 11,19-26
Se pusieron a hablar también a los griegos, anunciándoles el Señor Jesús
En aquellos días, los que se habían dispersado en la persecución provocada por lo de Esteban llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, sin predicar la palabra más que a los judíos. Pero algunos, naturales de Chipre y de Cirene, al llegar a Antioquía, se pusieron a hablar también a los helenistas, anunciándoles la Buena Noticia del Señor Jesús. Como la mano del Señor estaba con ellos, gran número creyó y se convirtió al Señor.
Llegó la noticia a la Iglesia de Jerusalén, y enviaron a Bernabé a Antioquía; al llegar y ver la acción de la gracia de Dios, se alegró mucho, y exhortó a todos a seguir unidos al Señor con todo empeño; como era hombre de bien, lleno de Espíritu Santo y de fe, una multitud considerable se adhirió al Señor. Más tarde, salió para Tarso, en busca de Saulo; lo encontró y se lo llevó a Antioquía. Durante un año fueron huéspedes de aquella Iglesia e instruyeron a muchos. Fue en Antioquía donde por primera vez llamaron a los discípulos cristianos.

Salmo responsorial: 86
Alabad al Señor, todas las naciones.
Él la ha cimentado sobre el monte santo; / y el Señor prefiere las puertas de Sión / a todas las moradas de Jacob. / ¡Qué pregón tan glorioso para ti, / ciudad de Dios! R.
"Contaré a Egipto y a Babilonia / entre mis fieles; / filisteos, tirios y etíopes / han nacido allí." / Se dirá de Sión: "Uno por uno / todos han nacido en ella; / el Altísimo en persona la ha fundado." R.
El Señor escribirá en el registro de los pueblos: / "Éste ha nacido allí." / Y cantarán mientras danzan: / "Todas mis fuentes están en ti." R.
Juan 10,22-30

Yo y el Padre somos uno
Se celebraba en Jerusalén la fiesta de la Dedicación del templo. Era invierno, y Jesús se paseaba en el templo por el pórtico de Salomón. Los judíos, rodeándolo, le preguntaban: "¿Hasta cuando nos vas a tener en suspenso? Si tú eres el Mesías, dínoslo francamente." Jesús les respondió: "Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ésas dan testimonio de mí. Pero vosotros no creéis, porque no sois ovejas mías. Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. Yo y el Padre somos uno."
Jesús revela a Dios de manera total y plena. La forma como lo revela es contundente. Dios no será el mismo y no podrá ser captado en la lógica de cualquier religión, gracias a la experiencia que de Él nos ofrece el Nazareno. 
Jesús hace simple a Dios. Lo presenta accesible. Manifiesta su rostro tierno y misericordioso. Jesús indica que él y su Padre son uno. Por lo tanto para saber de que manera se comporta Dios, por quien hice opción Dios y qué le gusta o le disgusta a Dios es necesario recurrir al Evangelio, tener un encuentro existencial con la Palabra de Dios que hay allí y captar, a través de una experiencia profunda de intimidad, todo lo que Jesús es. 
Solo quien conoce a Jesús conoce a Dios. Solo quien se acerca a Jesús se acerca a Dios. Sólo quien asume la lógica de entender la historia y la vida como lo hizo Jesús podrá entender la manera como el Padre Dios procede en cada caso. ¿Cuál es nuestra experiencia existencial con Jesús?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Anunciación del Señor

Ascensión del Señor

El valor de la vida espiritual   Lecturas y Homilía Justino mp3 A un maestro en oración le preguntaron por qué se necesitaba orar.  El maestro respondió: para poder apreciar las cosas que sólo se ven con los ojos del corazón. Las estrellas no se ven durante el día, pero eso no significa que no existan. En la leche hay mantequilla, pero ¿cómo adivinarlo sólo con verla? Para obtener mantequilla hay que batir la leche en un lugar fresco. Así, para llegar a la visión de Dios, hay que practicar las disciplinas mentales; para poder verle no basta con desearlo. A Dios sólo se llega cuando le preparamos el camino para que Él se manifieste. La realidad transparenta al Señor pero hay que estar despiertos y preparados para contemplar su presencia.

regalos de Navidad

Se nos va la vida en inercias, en lo que toca, en pensar a corto plazo, en solucionar las cosas tal y como van viniendo. Respondiendo a las preguntas que nos hacen, pero sin llegar a hacernos las preguntas que de verdad son necesarias. Prepara de otro modo tu Navidad. Escucha. Hazte las mismas preguntas que se hacen en este vídeo.Y atrévete a responder. Y ya luego, vas y (te) regalas.