Ir al contenido principal

1ª semana de Pascua - lunes

EVANGELIO EN AUDIO: Mateo 28, 8-15

1.  Los especialistas en el estudio de los evangelios discuten si estos relatos, que cuentan las apariciones del Resucitado, tienen valor histórico. La Iglesia cree firmemente que Jesús venció la muerte y fue resucitado. Y por la fuerza de la resurrección "fue constituido Hijo de Dios y Señor nuestro" (Rm 1,4). De forma que, si no es cierto que Jesús resucitó, "nuestra predicación no tiene contenido ni nuestra fe tampoco" (1 Co 15,14).
2.  Aquí no se duda de la fe en la Resurrección. Es claro que nuestra fe se basa en el testimonio que nos dejaron los primeros discípulos: ellos tuvieron la experiencia cierta de que Jesús había resucitado. Pero, al ser experiencias subjetivas que ellos tuvieron, la objetividad de cómo se vivieron aquellas experiencias es lo que no cuadra. Por eso Marcos y Mateo sitúan las apariciones en Galilea, mientras que Lucas las pone en Jerusalén. En Marcos, las mujeres tienen miedo, en Mateo y Lucas se alegran y van a contarlo a los discípulos. Y llama la atención que en todos estos relatos se cuentan más sentimientos que hechos objetivos.

3.  Seguramente no les falta razón a algunos teólogos muy serios que explican estos relatos de apariciones "en clave de deseo" (G. Ebeling, M. Fraijó). El deseo de ver y palpar al que creían resucitado pudo motivar el desajuste de los relatos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Anunciación del Señor

Ascensión del Señor

El valor de la vida espiritual   Lecturas y Homilía Justino mp3 A un maestro en oración le preguntaron por qué se necesitaba orar.  El maestro respondió: para poder apreciar las cosas que sólo se ven con los ojos del corazón. Las estrellas no se ven durante el día, pero eso no significa que no existan. En la leche hay mantequilla, pero ¿cómo adivinarlo sólo con verla? Para obtener mantequilla hay que batir la leche en un lugar fresco. Así, para llegar a la visión de Dios, hay que practicar las disciplinas mentales; para poder verle no basta con desearlo. A Dios sólo se llega cuando le preparamos el camino para que Él se manifieste. La realidad transparenta al Señor pero hay que estar despiertos y preparados para contemplar su presencia.

regalos de Navidad

Se nos va la vida en inercias, en lo que toca, en pensar a corto plazo, en solucionar las cosas tal y como van viniendo. Respondiendo a las preguntas que nos hacen, pero sin llegar a hacernos las preguntas que de verdad son necesarias. Prepara de otro modo tu Navidad. Escucha. Hazte las mismas preguntas que se hacen en este vídeo.Y atrévete a responder. Y ya luego, vas y (te) regalas.