Ir al contenido principal

lunes 3º semana de cuaresma

Lc 4, 24-30
Vino Jesús a Nazaret y dijo al pueblo en la sinagoga: "Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elias, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país, sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elias, más que a una viuda de Sarepta en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán el sirio". Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.
1. En el "mundo desbocado" (A. Giddens) en que vivimos, el desorden y el descon­cierto que padecemos se deben, en gran medida, a la creciente facilidad de comu­nicación, de transporte y el consiguiente trasiego de gentes que se relacionan y viajan por el mundo entero. Esto, que es un progreso, entraña también un peligro. Cada día nos comunicamos con más gente. Pero la comunicación es también cada día más superficial. Lo que lleva consigo, entre otras cosas, el peligro de la "xenofobia". Esta palabra, como es sabido, proviene de dos términos griegos: xénos, "extranjero" y phóbos, "miedo". La xenofobia consiste, por tanto, en el rechazo, el miedo e incluso el enfrentamiento con el extraño, el que pertenece a otro país, a otro pueblo, a otra
cultura, a otra religión. De ahí que la xenofobia está en la raíz de muchas divisiones, contiendas, guerras y, en general, dificultades para la buena convivencia entre los seres humanos.

  1. Con frecuencia, los animales tienden a marcar su propio territorio. Y abundan las especies en las que esa marca se hace mediante los propios excrementos. El territorio en el que el más fuerte (un macho, normalmente) ejerce su dominio. Por eso la intolerancia ante el extraño es fruto del miedo a que otro domine lo que presunta­mente me pertenece a mí y a los míos. Este sentimiento -por lo que se ha dicho antes- se ha extendido por casi todo el mundo. De ahí, la xenofobia ante los inmi­grantes, los que hablan otras lenguas, los que tienen otras costumbres, otras creen­cias, etcétera.
  2. La conducta de Jesús con los extranjeros fue ejemplar. En el juicio definitivo, el rechazo del extranjero será motivo de perdición. (Mt 25,35.41). Por eso Jesús mostró una predilección especial por los samaritanos (Le 10, 33; 17,11-12; Jn 4,4 ss), hasta el extremo de ser insultado él mismo con el apelativo deí'samaritano"(Jn 8,48). Por eso no es de extrañar que siguieran a Jesús gentes de países extranjeros (Mt 4, 24-25). Todo esto es lo que explica el enfrentamiento de Jesús con los vecinos de Nazaret. Y el cuidado que hemos de tener para ser siempre acogedores, educados, comprensivos, tolerantes y serviciales con los extranjeros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

regalos de Navidad

Se nos va la vida en inercias, en lo que toca, en pensar a corto plazo, en solucionar las cosas tal y como van viniendo. Respondiendo a las preguntas que nos hacen, pero sin llegar a hacernos las preguntas que de verdad son necesarias. Prepara de otro modo tu Navidad. Escucha. Hazte las mismas preguntas que se hacen en este vídeo.Y atrévete a responder. Y ya luego, vas y (te) regalas.

Anunciación del Señor

Canciones para Navidad

4:26 Madre del Silencio | Música Católica | Canción a la Virgen María Partituras, letra con acordes, audio de voces: https://goo.gl/eQRjtU
Comentarios del arreglista sobre la canción: https://goo.gl/cS7fbD
5:16 Señor, a quién iremos | Música Católica | A capella Partituras y audio de voces: https://goo.gl/FYqGG9
Comentario del arreglista sobre la canción:
http://www.cantocatolico.org/single-post/2017/04/13/Se%C3...

3:24