Ir al contenido principal

4 DE FEBRERO-JUEVES 4a SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO


Mc 6,7-13
En aquel tiempo, llamó Jesús a los doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero no pan ni alforjas, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto. Y añadió: "Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudios el polvo de los pies, para probar su culpa". Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.
  1. La misión, que Jesús les encarga a sus apóstoles, y que resume lo que ellos tienen que hacer en el mundo hasta el fin de los tiempos, se reduce a una cosa: liberar a la gente de los "espíritus inmundos". Esta expresión se refería a los demonios. Y los demonios, a su vez, eran la representación que, en las culturas de la antigüedad, se hacían las gentes de entonces de lo que hoy llamaríamos las "fuerzas del mal", que causan violencia, injusticias, sufrimiento, todo lo malo que tenemos que soportar en esta vida. Por tanto, Jesús no les dio a sus apóstoles una misión "religiosa", sino una misión "terapéutica". Que consiste, en definitiva, en humanizar este mundo tan deshumanizado.
  2. Los medios (para esa tarea), fueron -y son- desconcertantes. No les dio nada. Les prohibió utilizar hasta lo más elemental: comida, indumentaria de ropas y calzado.
dinero... Tenían que ser "ellos mismos" con su vida entera al descubierto, sin más títulos, seguridades, instrumental u oropeles. Y nada de andar callando o disimulan­do para ganarse a la gente. De eso, nada. Donde no os reciban, ¡a otro sitio! Jesús pensó que, para la misión que les encomendaba, los medios o instrumental eran ellos mismos, en total claridad y transparencia. Lo que tenía que convencer a la gente es su forma de vivir. Ni más, ni menos.

3. El resultado: explicar que lo primero es el "cambio de mentalidad", "predicar la conversión" {"metánoia"="meta"-"noüs")l que es el "süb"= "volverse", en el A.T. (W. L. Holladay). Es decir, retornar al punto de partida: "nacer de nuevo"(Jn 3,3). En segundo lugar, expulsar todo lo que sean fuerzas del mal. Tercero, aliviar el sufrimiento de cuantos padecen (enfermos, personas limitadas, desamparadas...). Jesús modificó la religión de forma tan radical, que su proyecto no nos cabe en la cabeza. Vivimos más la religión que el Evangelio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Anunciación del Señor

Ascensión del Señor

El valor de la vida espiritual   Lecturas y Homilía Justino mp3 A un maestro en oración le preguntaron por qué se necesitaba orar.  El maestro respondió: para poder apreciar las cosas que sólo se ven con los ojos del corazón. Las estrellas no se ven durante el día, pero eso no significa que no existan. En la leche hay mantequilla, pero ¿cómo adivinarlo sólo con verla? Para obtener mantequilla hay que batir la leche en un lugar fresco. Así, para llegar a la visión de Dios, hay que practicar las disciplinas mentales; para poder verle no basta con desearlo. A Dios sólo se llega cuando le preparamos el camino para que Él se manifieste. La realidad transparenta al Señor pero hay que estar despiertos y preparados para contemplar su presencia.

regalos de Navidad

Se nos va la vida en inercias, en lo que toca, en pensar a corto plazo, en solucionar las cosas tal y como van viniendo. Respondiendo a las preguntas que nos hacen, pero sin llegar a hacernos las preguntas que de verdad son necesarias. Prepara de otro modo tu Navidad. Escucha. Hazte las mismas preguntas que se hacen en este vídeo.Y atrévete a responder. Y ya luego, vas y (te) regalas.