Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Sábado 1ª semana de cuaresma

Mt 5,43-48 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os aborrecen y rezad por los que os persiguen y calum­nian. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a jus­tos e injustos. Porque, si amáis a ¡os que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo los publícanos? Y si saludáis so­lo a vuestro hermano, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los paganos? Por tanto, sed perfectos co­mo vuestro Padre celestial es perfecto". 1.Las tres grandes preocupaciones de Jesús fueron: 1) La salud de los enfermos; 2) La comida compartida o la alimen­tación de todos con todos; 3) Las buenas relaciones humanas. De esta tercera preocupación es de la que habla aquí Je­sús. Y habla nada menos que de enemigos, odio, aborrecimiento, persecuciones y ca…

Viernes 1ª semana de cuaresma

Mt 5,20-26 En aquel tiempo, dijo jesús a sus discípulos: "Si no sois mejores que los letrados y fariseos, no entraréis en el Reino de los Cie­los. Habéis oído que se dijo a los antiguos: No matarás, y el que mate será procesado. Pero yo os digo: todo el que esté pelea­do con su hermano, será procesado. Y si uno llama a su hermano "imbécil", tendrá que comparecer ante el Sanedrín, y si lo llama "renegado", merece la condena del fuego. Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mis­mo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu herma­no, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda. Procura arreglarte con el que te pone pleito, enseguida, mientras vais todavía de camino, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y te metan en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí has­ta que no hayas pagado el último centavo". 1.Estas palabras del Sermón del…

Jueves 1ª semana de cuaresma

Mt 7,7-12 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre. Si a alguno de vosotros le pide su hijo pan, ¿le va a dar una piedra?; y si le pide pescado, ¿le dará una serpiente? Pues si vosotros, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿-cuánto más vuestro Padre del Cielo dará cosas buenas a los que le piden? Tratad a los demás como queréis que ellos os traten: en esto consiste la Ley y los Profetas". 1.         Mucha gente se pregunta: ¿tiene sentido la oración de petición? ¿Tiene algún sentido pedir por la lluvia cuando hay sequía o rezar para que se cure un enfermo terminal? El argumento que aquí presenta el Evangelio parece de una lógica incuestionable. Si los padres de este mundo, que tantas veces son malos, no son capaces de negar a sus hijos lo que necesitan, ¿cómo nos va a negar el Padre del Cielo lo que nos hace fal…

Miércoles 1ª semana de cuaresma

Lc 11,29-32 En aquel tiempo, la gente se apiñaba alrededor de Jesús y él se puso a decirles: "Esta generación es una generación perversa. Pide un signo, pero no se le dará más signo que el signo de Jonás. Como Jonás fue un signo para los habitantes de Ninive, lo mismo será el Hijo del Hombre para esta generación. Cuando sean juzgados ¡os hombres de esta generación, la Reina del Sur se levantará y hará que los condenen; porque ella vino desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón. Cuando sea juzgada esa generación, los hombres de Ninive se alzarán y harán que los condenen; porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás".
1.         Cuando Jesús habla de "esta generación", esa fórmula tiene, en los evangelios, un sentido negativo y se refiere (de una manera o de otra) a "mala gente". En los otros evangelios sinópticos, se dice que quienes pedían &qu…

Martes 1ª semana de cuaresma

Mt 6,7-15 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuando recéis no uséis muchas palabras como los paganos, que se imaginan que por hablar mucho les harán caso. No seáis como ellos, pues vuestro Padre sabe lo que os hace falta antes que se lo pidáis. Vosotros rezad así: Padre nuestro del ciclo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo, danos hoy el pan nuestro, perdónanos nuestras ofensas, pues nosotros hemos perdonado a los que nos han ofendido, no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno. Porque sí perdonáis a los demás sus culpas, también vuestro Padre del Cielo os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras culpas". 1.         Ponerse a rezar es manifestar deseos. El "Padre nuestro" no es una bella plegaria para recitarla de carrerilla. El "Padre nuestro"es la expresión de los deseos que mandan en nuestra vida. ¿Es eso lo que ca…

Lunes 1ª semana de cuaresma

Mt 25, 31-46 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuando venga en su gloria el Hijo del Hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa a las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: 'Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo: porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestísteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme'. Entonces los justos le contestarán: "Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudos y te vestimos? ¿Cuando te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?" Y el rey les dirá: &…

1º domingo de cuaresma-ciclo B

1o de Cuaresma Mc 1,12-15 En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían. Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía: "Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios; convertios y creed en el Evangelio". 1.Lo primero que se dice de Jesús, en cuanto fue bautizado por Juan, es que el Espíritu lo empujaba. Jesús fue un hom­bre llevado por el Espíritu, no por otros intereses o apetencias. ¿A dónde lo llevó el Espíritu? Al desierto. El desierto era, en aquel tiempo, ruptura con el sistema de vida y de sociedad en que se vivía. En el Egipto de los faraones, a eso se le llamaba Anachóresis. un fenómeno que se producía entre personas desarraigadas, deudores, descontentos con el or­den social imperante (R.Teja, H. Henne, M. Naldini). Como leemos en Palladlo o Rufino, los primeros monjes (s. III) eran en su gr…

Sábado después de ceniza

Lc 5,27-32 En aquel tiempo, al salir, Jesús vio a un recaudador llamado Leví sentado al mostrador de los impuestos y le dijo: "Sigúeme". Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Leví ofreció en su honor un gran banquete en su casa y estaban a la mesa con ellos un gran número de recaudadores y otros. Los fariseos y los letrados dijeron a sus discípulos, criticándolo: "¿ Cómo es que co­méis y bebéis con publícanos y pecadores?" Jesús les replicó: "No necesitan médicos los sanos, sino los enfermos. No he veni­do a llamar a los justos, sino a los pecadores a que se conviertan". 1.Si Jesús pretendía promover en Galilea un movimiento alternativo, lo más desacertado que podía hacer era meter en el grupo a un recaudador de impuestos. Los recaudadores eran odiados por la gente, porque eran los primeros colabo­racionistas con el poder opresor del Imperio. Además, poner a Leví el "publicano", junto a Judas el "ladrón" (Jn 12,6), ¿no era meterse …

Primer domingo de cuaresma ciclo B

¡Stop! Parate y buscá en el desierto...
Poné tu corazón en obras

Viernes después de ceniza-B

Mt 9,14-15 En aquel tiempo, los discípulos de Juan se le acercaron a jesús preguntándole: "¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y en cambio, tus discípulos no ayunan?" Jesús les dijo: "¿Es que pueden guardar luto los amigos del novio mientras el novio está con ellos? Llegará el día en que se lleven al novio y entonces ayunarán". 1.Está claro que Jesús no enseñó a sus discípulos las normas religiosas sobre el ayuno. Jesús estaba persuadido de que privarse de alimentos o de otras cosas pensando que a Dios le agrada que nos privemos de lo que nos gusta, eso no lo quiere Dios. Jesús quiere que seamos capaces de compartir nuestro pan con los que no tienen. Porque eso es fuente de abundancia, como ocurrió en la multiplicación de los panes. Pensar que cuando lo pasamos mal. Dios se pone conten­to, eso no es pensar en Dios, sino en un mito monstruoso y, por tanto enteramente falso. 2.El proyecto del Reino de Dios es como una fiesta de bodas, un banquete regio (M…

Jueves después de ceniza

Lc 9, 22-25 En aquel tiempo, dijo Jesús: "El Hijo del Hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y letrados, ser ejecutado y resucitar al tercer día", Y dirigiéndose a todos, dijo: "El que quiera seguirme que se niegue a si mis­mo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se perjudica a sí mismo?". 1.El Padre del Cielo no quiere, en modo alguno, que sus hijos sufran. Ni quiere que fracasen en la vida o que los maten. El Padre, del que nos habló Jesús, es siempre bueno (Mt 5, 43-48). De forma que se trata de un Padre que ni sabe, ni quiere, ni puede hacer el mal, permitir el mal, ser causa de sufrimiento para sus hijos. El Padre de Jesús no pudo querer el sufrimiento y la muerte en la cruz. Entonces, ¿cómo se explica que Jesús pidiera a gritos escapar de aquella mue…

Miércoles de ceniza-B

Miércoles de ceniza Mt 6,1-6.16-18 En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario, no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas to­cando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles con el fin de ser honrados por los hombres; os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; asi tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará. Cuando recéis no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su paga. Cuando tú vayas a rezar entra en tu cuarto, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en ¡o escondido, y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará. Cuando ayunéis no andéis ca…

Decálogo de los personajes de Cuaresma

1.- LA SAMARITANA: Es el ejemplo de la persona alejada, que se encuentra con Jesús, se abre a su diálogo, se deja interpelar, abre su conciencia y Jesús transforma su vida. Necesitaba el agua viva para limpiar las adherencias y suciedades de su vida anterior. El agua de Jesucristo la limpia y purifica y se convierte en otra persona y en un testigo. (Jn 4, 1-31)
2.- LA MUJER ADULTERA: Personifica la capacidad de misericordia de Jesucristo. Habla del misterio del perdón cristiano. Llama a la sinceridad del corazón y de una vida recta partiendo de uno mismo. Alerta sobre nuestros juicios y prejuicios. Habla de la necesaria apertura cristiana hacia todas las personas, que siempre son dignas del amor y del perdón de Dios. Testimonia la potencialidad salvadora de la mirada compasiva de Jesucristo. (Jn 8, 1-11)
3.- EL PADRE DE LA PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO: Es la imagen del Dios Padre rico en misericordia. Nos recuerda su amor, su bondad, su espera. Cree en la libertad y confía en el retorno de…

6º domingo durante el año-ciclo B

Mc 1,40-45 En aquel tiempo se acercó a Jesús un leproso, suplicándole: "Si quieres, puedes limpiarme". Sintiendo lástima, extendió la ma­no y lo tocó diciendo: "Quiero, queda limpio". La lepra se le quitó inmediatamente y quedó limpio. Él lo despidió, encargán­dole severamente: "No se lo digas a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación ¡o que mandó Moisés". Pero cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no po­día entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun asi acudían a él de todas partes. 1.Después de la curación del leproso, Jesús le prohibió que lo dijera. En el evangelio de Marcos especialmente se repi­te esta prohibición (1,44; 7,36; 9,9, etc). Parece que Jesús no quería que se divulgaran los prodigios que hacía. ¿Por qué Jesús quería guardar en secreto que él era el Mesías? Lo único cierto es que a Jesús acudían los que sufrí…

Sábado 5ºDA-B

Mc 8, 1-10 Uno de aquellos días, como había mucha gente y no tenían qué comer, Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: "Me da lástima de esa gente; lle\'an ya tres días conmigo y no tienen qué comer, y sí los despido a sus casas en ayunas, se van a desmayar por el camino. Además, algunos han venido desde lejos". Le replicaron sus discípulos: "¿ Y de dónde se puede sacar pan, aquí en despoblado, para que se queden satisfechos?" Él Ies preguntó: "¿Cuántos panes tenéis?" Ellos contestaron: "Siete". Mandó que la gente se sentara en el suelo: tomó los siete panes, pronunció la Acción de Gracias, lo partió y lo fue dando a sus discípulos para que los sirvieran. Ellos los sirvieron a la gente. Tenían también unos cuantos peces: Jesús ¡os bendijo, y mandó que los sirvieran también. La gente comió hasta quedar satisfecha, y de los trozos que sobraron llenaron siete canastas; eran unos cuatro mil. Jesús los despidió, luego se embarcó con sus discípulo…

viernes 5ºDA-ciclo B

Mc 7,31-37 En aquel tiempo, dejando Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo, que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos. Él, apartándolo de ¡agen­te a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y mirando al cielo, suspiró y le dijo: "Effeta" (es­to es, "Ábrete"). Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más intensidad lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asom­bro, decían: "Todo lo ha hecho bien: hace oír a los sordos y hablar a los mudos". 1.El problema de fondo, que resuelve aquí Jesús, es el problema de la incomunicación humana. Y lo resuelve en la De­cápolis, una región cuya localización no se puede precisar con certeza. ¿Fue un error de Marcos? ¿Es un error nuestro? Importa po…

¿Qué estás ofreciendo?

Un sabio cierta tarde llegó a la ciudad de Akbar. La gente no dió mucha importancia a su presencia, y sus enseñanzas no consiguieron interesar a la población. Incluso después de algún tiempo llegó a ser motivo de risas y burlas de los habitantes de la ciudad.
Un día, mientras paseaba por la calle principal de Akbar, un grupo de hombres y mujeres empezó a insultarlo. En vez de fingir que los ignoraba, el sabio se acercó a ellos y los bendijo.
Uno de los hombres comentó: - ¿Es posible que además, sea usted sordo?. ¡Gritamos cosas horribles y usted nos responde con bellas palabras!.
A lo que el hombre sabio le respondió: - Cada uno de nosotros sólo puede ofrecer lo que tiene.
¿Qué tienes tú para ofrecer a la gente que te rodea o que en algún instante de la vida se cruza en tu camino?.

jueves 5º durante el año-B

Mc 7, 24-30 En aquel tiempo, Jesús fue a la región de Tiro. Se alojó en una casa procurando pasar desapercibido, pero no lo consiguió; una mujer que tenía una hija poseída por un espíritu impuro se enteró enseguida, fue a buscarlo y se le echó a los pies. La mujer era pagana, una fenicia de Siria, y le rogaba que echase el demonio de su hija. Él le dijo: "Deja que coman primero los hijos. No está bien echarles a los perros el pan de los hijos". Pero ella replicó: "Tienes razón. Señor: pero también los perros debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños". Él le contestó: "Anda vete, que por eso que has dicho, el demonio ha salido de tu hija". Al llegar a su casa, se encontró a la niña echada en la cama; el demonio se había marchado. 1.Es verdad que, al final de este relato, la presencia de Jesús es también salud y vida para la chica que estaba enferma. Pero también es cierto que, según las palabras del propio Jesús, lo que sanó a la niña no fue e…

Miércoles 5ºDA-B

Mc 7,14-23 En aquel tiempo, llamó Jesús de nuevo a la gente y les dijo: "Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede ha­cer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. El que tenga oídos para oír que oiga". Cuando dejó a la gente y entró en casa, le pidieron sus discípulos que les explicara la comparación. Él dijo: "¿Tan torpes sois también vosotros? ¿No comprendéis? Nada que entre de fuera puede hacer impuro al hombre, porque no entra en el corazón, sino en el vientre y se echa en la letrina" (con esto declaraba puros todos los alimentos). Y siguió: "Lo que sale de dentro, eso sí man­cha al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicia, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro". 1.Es capital la enseñanza de Jesús en este episodio. J…

Martes 5ºDA-ciclo B

Mc 7,1-13 En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos letrados de Jerusalén y vieron que algunos discípulos co­mían con manos impuras (es decir, sin lavarse las manos). (Los fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes las manos, restregando bien, aferrándose a ¡a tradición de sus mayores, y al volver de la plaza no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas). Según eso, los fariseos y los letrados preguntaron a Je­sús: "¿Porqué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen tus discípulos ¡a tradición de los mayores?" Él les contes­tó: "Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mi. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos. Dejáis a un lado el man­damiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres". Y añadió: "Anuláis el m…

Lunes 5º durante el año-ciclo B

Mc 6, 53-56 En aquel tiempo, cuando Jesús y sus discípulos terminaron la travesía, tomaron tierra en Genesaret, y atracaron. Apenas de­sembarcados, algunos los reconocieron, y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaban los enfermos en camillas. En la aldea o pueblo o caserío donde llegaba, colocaban a los enfermos en la pla­za y le rogaban que les dejase tocar al menos el borde de su manto; y los que lo tocaban se ponían sanos. 1.La cumbre de este relato es el final, que viene a ser como una conclusión de la actividad de Jesús y de su proyecto: Toda la gente quería, por lo menos, poder tocar a Jesús. Y los que lo tocaban, inmediatamente quedaban sanos. Aque­llas gentes de la región de Genesaret, una amplia llanura en la parte occidental del lago de Galilea, seguramente ni creían en el mismo Dios, ni por tanto tenían la misma religión, que tenían los judíos. Pero, como todos los humanos, te­nían sus limitaciones, sus enfermedades, …

5º domingo durante el año-ciclo B

5° del Tiempo Ordinario Mc 1,29-39 En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió déla mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y poseídos. La población entera se agolpaba a la puerta. Cu­ró a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían no les permitía ha­blar. Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron y, al encon­trarlo, le dijeron: "Todo el mundo te busca". Él les respondió: "Vamonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he venido". Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando demonios. 1.Una de las cosas que más se destacan en este resumen, de lo que era la vida diaria de…

Sábado 4ª durante el año-B

Mc 6, 30-34 En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: "Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco". Porque eran tantos ¡os que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces, de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y tuvo compasión de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma. 1.Lo que más impresiona, en este breve relato de transición, es sorprendente la atracción que ejercía Jesús sobre las gentes de Galilea. Los habitantes de aquellas aldeas eran pobres, ignorantes y poco religiosos. Se ha hecho famosa la expresión deYojanán benZakkai, desesperado por el poco éxito de su misión en Galilea: "Galilea, Galilea, tú odias la Ley y el Sába…